miércoles, 26 de mayo de 2010

Pequeñas historias

LA PALOMA REAL

Nasruddin llegó a ser primer ministro del rey. En cierta ocasión, mientras deambulaba por el palacio, vio por primera vez en su vida un halcón real.
Hasta entonces, Nasruddin jamás había visto semejante clase de paloma. De modo que tomó unas tijeras y cortó con ellas las garras, las alas y el pico del halcón.
«Ahora pareces un pájaro como es debido», dijo. «Tu cuidador te ha tenido muy descuidado».

¡Ay de las gentes religiosas que no conocen más mundo que aquel en el que viven y no tienen nada que aprender de las personas con las que hablan!

EL MONO QUE SALVO A UN PEZ

«¿Qué demonios estás haciendo?», le pregunté al mono cuando le vi sacar un pez del agua y colocarlo en la rama de un árbol.
«Estoy salvándole de perecer ahogado», me respondió.

Lo que para uno es comida, es veneno para otro. El sol, que permite ver al águila, ciega al búho.

ANTHONY DE MELLO

2 comentarios:

CARLOS - http://soloparamujeresescritaporunhombre.blogspot.com/ dijo...

El dogama sin el conocimiento o apertura a lo terrenal y naturalmente humano no tiene validez alguna...narusdim era puro dogma...pero vivía en el limbo... saludos desde guayaquil Laura...muy buen posteo...

Laura Patricia Eyheramonho dijo...

Gracias Carlitos por tu comentario, estoy de acuerdo con vos. Un abrazo desde La Pampa Argentina en su Bicentenario