domingo, 11 de octubre de 2009

''LA TALA DE ARBOLES'''



Es importante la labor del hombre sobre la naturaleza ya que es el único ser capaz de modificarla en su provecho, pero cuando esta acción se vuelve exagerada, movida por mezquinos intereses económicos, sin tener en cuenta que todo en lo que nos rodea está en un perfecto equilibrio, éste se rompe, poniendo en riesgo, el presente, y sobre todo, el futuro del planeta. La madera de los árboles han sido usadas desde tiempos remotos para construir embarcaciones, casas, herramientas y como combustible, hasta que en este último caso, fue reemplazada por el carbón, pero siempre en la medida de las necesidades de cada grupo social. La deforestación en el mundo globalizado, supone el comercio masivo, además de la quema de grandes extensiones de bosques para usos agrícolas o ganaderos, que se extienden estas quemas, aún a otras zonas. Estos bosques no tienen chance de recuperación, y si la poseen, demandan miles de años.Con la destrucción de árboles, el clima se vuelve más seco y la atmósfera más contaminada porque el dióxido de carbono no es transformado en aire puro. Sirven además, para la contención de aguas, para proteger el suelo, desvían las lluvias y vientos, regulan la absorción de la tierra, y al ser cortados, provocan que las aguas pierdan su curso natural, y en muchos casos inunden las zonas aledañas.Cuando se queman o talan los árboles, el carbono que contienen y parte del carbono de los suelos, se oxida, y vuelve a la atmósfera.Destruir los bosques es apostar a la muerte, y si en esta sociedad consumista se piensa en ganancias, también se está perdiendo, pues son fuente importante de ingresos, ya que de ellos se obtienen resinas, alimentos, hongos, bambú, miel y sustancias farmacéuticas, campo este último aún no explotado íntegramente, y que podría esconder en esos bosques que el hombre destruye, la cura a muchas enfermedades que azotan a la humanidad.La Corte de la Nación prohibió el desmonte y tala de árboles en zonas de Salta ocupadas por comunidades indígenas de esa provincia. Prohiben el desmonte y tala de árboles en Salta" de varias comunidades locales, la mayoría de ellas wichi, Corte" ordenó "el cese de los desmontes y talas de bosques nativos en los departamentos de San Martín, Orán, Rivadavia y Santa Victoria".

El máximo tribunal decidió, además, convocar a una audiencia pública para el próximo 18 de febrero a las 10, para que las partes en litigio -los demandantes y los estados Nacional y de Salta- "expongan de manera oral sobre la situación denunciada".

La Corte requirió al gobierno de Salta que, en el plazo de 30 días, le informe los nombres y apellidos o razones sociales, con sus respectivos domicilios, de "todas las personas físicas y jurídicas que han solicitado y obtenido autorizaciones de desmonte y tala de bosques nativos en aquellos departamentos".

En una acción de amparo, las comunidades indígenas habían responsabilizado a la provincia por no haber cumplido con sus obligaciones al otorgar autorizaciones de desmonte que lesionarían los derechos y garantías de los habitantes de las zonas afectadas.

"Corresponde al Poder Judicial de la Nación buscar los caminos que permitan garantizar la eficacia de los derechos y evitar que estos sean vulnerados", sostuvo la resolución, por decisión unánime,de la Corte.
el máximo tribunal aclaró que los alcances de la medida cautelar se limitan a las autorizaciones extendidas desde el último trimestre de 2007, ya que a partir de entonces "se habría verificado un abrupto incremento en los pedidos" para los desmontes y talas de bosques.
En su demanda, las comunidades acusaron al gobierno local de "tolerar" prácticas "clandestinas" relacionadas con la tala de árboles en los departamentos sobre los que ahora se dispuso la medida cautelar que prohíbe el desmonte.
Los demandantes reclamaron que, al dictar sentencia definitiva, se condene a "recomponer y reestablecer el ambiente al estado anterior a la producción del daño" y, en el caso que no fuera posible, "se fije una indemnización sustitutiva" a favor de las comunidades aborígenes.
La resolución, en la que en contra del dictamen de la Procuración General" a Nación" la Corte se atribuyó competencia originaria, fue firmada por el presidente Ricardo Lorenzetti y los ministros Elena Highton, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay


">Brasil se endurece contra los taladores de bosques. Contra la tala de árboles indiscriminada al menos 60 personas, entre ellas varios policías y empleados públicos, fueron arrestadas en una operación contra una organización criminal acusada de tala ilegal de árboles en la Amazonía" , informaron fuentes oficiales. La llamada “Operación Termes” fue puesta en marcha por la Policía Federal" para desarticular una organización que ofrecía licencias ilegales para la extracción de madera en el estado amazónico de Mato Grosso, informó la institución en un comunicado.

Necesidad de detener el avance de la desertificación A raíz de distintos procesos y grados de erosión de los suelos, se estima que en nuestro país el proceso de desertificación avanza a razón de 560 mil hectáreas por año, lo que se traduce por la pronto en pérdidas económicas y sociales de enorme magnitud, especialmente en un país de características agrícola-ganaderas como lo es la Argentina." st="on">la Argentina.
Así, se calcula que en nuestro país más de 60 millones de hectáreas sufren procesos erosivos de moderados a graves. Entre las principales causas de este deterioro, los expertos señalan el cambio climático, la pérdida de la fertilidad del suelo a causa de los cultivos intensivos, la falta de rotación de cultivos que permitan descansar a la tierra y el empleo de cierta maquinaria agrícola, como el arado de reja.l En el caso de nuestra Provincia, la irrupción climática de los ciclos secos, más la degradación de la tierra derivada de la sobreexplotación de la que fue objeto durante el último ciclo húmedo, se conjugaron en la situación que se vive por estos días en numerosos distritos bonaerenses, castigados por sequías pocas veces registradas en la historia. Según se señaló anteriormente aquí, el último ciclo húmedo se inició en 1973 y se extendió hasta el 2000, dando paso a un nuevo ciclo seco que se ve en la actualidad agravado por la sobreexplotación a la que se habría sometido a las tierras productivas durante el último período húmedo.Existe además otro tipo de degradación de los suelos, derivada del creciente avance de la deforestación, al punto de que en los últimos 75 años disminuyó el 66 por ciento de la superficie forestal natural, por la sobreexplotación para la producción de madera, leña o carbón.Estimaciones realizadas demuestran que, en el país, de 106 millones de hectáreas antes cubiertas por bosques nativos que existían en 1914, quedan en la actualidad poco más de 30 millones de hectáreas forestadas. Sobre esta ecuación surge que, de continuar con ese ritmo, este valioso recurso desaparecería por completo en 2036.
Intimamente relacionado a ese fenómeno, se encuentra en peligro de extinción el 40 por ciento de las especies vegetales y animales de las regiones marginales. Los especialistas también destacan que las actividades mineras e industriales extractivas producen desertificación.Recientemente las Naciones Unidas declararon que la superficie fértil de la tierra, el manto vegetal y los cultivos sanos son los primeros heridos graves de la degradación de los suelos, lo que causa escasez de agua y alimento, grandes hambrunas, migraciones en masa y pérdidas económicas millonarias. Por que la degradación del suelo constituye, sin dudas, un gravísimo problema que las autoridades de nuestro país, tanto nacionales como provinciales y municipales, debieran reconocer y, desde luego, enfrentar. El sector público junto a diferentes actores de la sociedad civil deberían acordar y poner en ejecución planificaciones ambientales que resulten tan persistentes como eficaces. No faltan para ello especialistas de probada capacidad que pueden aportar conclusiones no se carece tampoco de planes de acción ya experimentados, que pese a sus limitados campos de aplicación han demostrado ser valiosos para detener una progresiva degradación del suelo, cuyo efecto se traduce no sólo en generar cuantiosas pérdidas económicas sino en proyectar hacia el futuro una amenaza cierta para la calidad de vida de las generaciones venideras.

2 comentarios:

mya123 ( de my amyga GINA y VICKY) dijo...

buenas tardes me parecio interesante tu blog ¡¡¡¡nos comunicamos

Laura Patricia Eyheramonho dijo...

Muchas gracias por estar interesada en mi blog si quieres puedes ser del grupo de mis seguidoras. Saludos desde La Pampa Argentina.