domingo, 13 de septiembre de 2009

Estancia para visitar en La Pampa


La Holanda, descanso y cultura

La estancia La Holanda es un lugar para disfrutar del descanso y la cultura. Ubicada en pleno monte pampeano, en las cercanías de la localidad de Carro Quemado, provincia de La Pampa, Argentina; permite apreciar las maravillosas pinturas de Antonio Ortiz Echagüe y el pintoresco paisaje que envuelve al casco (foto arriba).

El mundo del pintor se abre al ingresar al Museo Atelier de Antonio Ortiz Echagüe (foto abajo) para introducirnos en otra época, mostrándonos desde personajes de las Cortes Europeas hasta los más particulares individuos insertos en su vida cotidiana; desde su familia hasta los paisajes más espléndidos que iluminaron su ojos

Los descendientes del pintor ofrecen la oportunidad de compartir en familia, de estadías completas en la misma casa en la que Ortíz Echagüe viviera los últimos años de su vida.

Además podemos enriquecernos con la extensa biblioteca de la esposa del pintor, Doña Elizabeth Smidt, realizar caminatas por el monte de caldenes y disfrutar de un paseo a caballo.

Pero sobre todas las cosas nos sentiremos acogidos por la familia del pintor.

El Museo Atelier
Antonio Ortiz Echagüe
Retratista del rey Alfonso XIII de España
En 1933 el reconocido pintor español ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE se traslada a las tierras de su esposa en La Pampa, Argentina, a la estancia "La Holanda" que hoy tiene sus puertas abiertas para disfrutar de las pinturas en el "Museo Atelier de ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE" y del paisaje que tantas veces iluminó los ojos del artista.

La estancia La Holanda fue su hogar definitivo en los últimos nueve años de vida. En 1936 hizo construir un estudio (foto abajo) cerca de la casa para albergar la gran cantidad de cuadros y dibujos que había traído consigo y poder trabajar en él. Lugar que hoy se puede visitar y apreciar no sólo los cuadros sino también se hallan allí, los inmensos cajones donde trajo desde España los mismos.


Entre las escasas obras que encontramos de esta época podemos apreciar tres espléndidos dibujos que muestran claramente la labor de la gente de estas tierras, fueron realizados en la estancia y los modelos son tres jóvenes peones "Chico con rebenque", "Paisanito tomando mate", y "El esquilador".
El retrato a lápiz y carboncillo de su amigo y maestro de polo C. F. Belcher, y el óleo de su hijo vestido de gaucho junto a su hermoso caballo blanco, fueron las dos últimas obras que realizó el artista antes de su prematura desaparición.
A finales de 1941 su salud empezó a menguar y así a los 58 años de edad, el 8 de enero de 1942, fallecía el gran artista español ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE.
Gran parte de sus obras quedaron en su estudio de la estancia La Holanda en La Pampa, que su esposa se encargó de mantener intacto como un santuario, durante los cuarenta y un años que le sobrevivió y organizó con su pinturas diversas exposiciones en Buenos Aires y en Santa Rosa.
En octubre de 1998, gracias al aporte de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de La Pampa en conjunto con los descendientes del pintor, se inaugura la nueva edificación del museo que cuenta con más de 300 mts2
sus días en La Pampa
ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE vivió junto a su familia altenativamente entre Buenos Aires y La Pampa en el transcurso de los años 1923 y 1926 . La Holanda es una estancia ubicada en las cercanías de Carro Quemado en la provincia de La Pampa (hoy Estancia Turística) que perteneciese a los padres de Elisabeth Smidt, esposa del pintor.

En estas tierras Antonio y su esposa Elisabeth disfrutan de la vida al aire libre, el campo y la caza, testimonio de esto son diversas fotografías que muestran al pintor ataviado como cazador o ganadero y los lienzos que pintó en la estancia de su mujer y su hija, acompañadas de diversos animales domésticos.
Ellos son: "Mi hija en la estancia" lienzo adquirido por el Museo de Arte de Indianápolis, USA, donde aparece Carmen en el soleado interior de la casa llevando un gallo entre sus brazos, y rodeada de pavos, cotorras, gallinas, un ñandú y tres pequeños guanacos. Otros son "Mi mujer y mi hija a caballo", Museo de Arte Contemporáneo, Madrid; "Mi mujer y mi hija en la estancia", Museo de San Telmo, San Sebastián; etc.
Estando en Argentina recibe la noticia de que su cuadro "Jacobo Van Amstel en mi casa", que había presentado en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, había obtenido la primera medalla.
Respaldado por este nuevo triunfo el artista realiza una exposición individual en la galería Van Riel de Buenos Aires, la muestra fue inaugurada por el Presidente de la República Argentina y tubo un gran éxito de público. Durante ésta exposición el Museo Nacional de Bellas Artes adquirió un lienzo con un desnudo titulado "La amigas".
Las temporadas que el pintor pasaba lejos de la estancia, en la capital argentina, las dedicaba a cumplir con los muchos encargos de retratos que le hacía la alta sociedad porteña.
Mientras tanto las cartas de la familia de Antonio y la madre de Elisabeth lo incitaban a volver a Europa e instalarse en España, de manera que nuestro artista movido siempre por su nómada vocacional y teniendo el apoyo incondicional de su esposa decide iniciar una nueva etapa de su carrera en la capital madrileña.
La situación que encontró en la capital española dos años después de la proclamación de la Segunda República no satisfizo a ORTIZ ECHAGÜE -...cuyo corazón latía por la monarquía - . Además las circunstancias no eran las más apropiadas para seguir cultivando el retrato aristocrático, y se sabe que el artista deseaba asentarse de forma definitiva y dar a sus hijos un hogar estable.
Por todo esto en 1933 se traslada a sus tierras de La Pampa, Argentina, estancia La Holanda que hoy tiene sus puertas abiertas para disfrutar de las pinturas en el Museo Atelier de ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE y del paisaje que tantas veces iluminó los ojos del artista.
La Holanda fue su hogar definitivo en los últimos nueve años de vida. En este tiempo se dedicó por completo a llevar los negocios de la estancia, que en aquella época se centraba en los grandes rebaños de ovejas y ganado vacuno. También pudo dar rienda suelta a su afición por la caza, que en estos parajes se volvía casi una necesidad porque eran frecuentes los ataques de los pumas al ganado. Siempre decía que tenía dos grandes amores en la vida, la pintura y la caza.
En 1936 hizo construir un estudio cerca de la casa para albergar la gran cantidad de cuadros y dibujos que había traído consigo y poder trabajar en él. Lugar que hoy se puede visitar y apreciar no sólo los cuadros sino también se hallan allí, los inmensos cajones donde trajo desde España los mismos.
En el año1939 ORTIZ ECHAGÜE recibe un encargo oficial, el diseño para los murales de azulejos que decorarían una de las estaciones de subterráneo de Buenos Aires. Esta composición, que hoy sigue ornamentando las paredes de la estación de Entre Ríos, debió versar sobre la conquista y la colonización de la pampa argentina. Antonio creó para la ocasión un inmenso friso donde las diversas escenas quedaban jalonadas por troncos de árboles cuyas copas tocaban el borde superior del panel. Entre ellos aparecen los conquistadores, los frailes blandiendo la cruz, y los colonizadores con sus carretas y ganado. No se sabe con que grado de fidelidad la fábrica de cerámicas Cataneo y Cia. tradujo el diseño de ORTIZ ECHAGÜE pero no hay duda de que es una obra muy poco lograda. Quizá porque el autor nunca fué partidario de la pintura histórica o quizá porque pese al gran tamaño de sus lienzos le interesó siempre más el estudio de las figuras individuales que las grandes composiciones narrativas como esta.

Entre las escasas obras que encontramos de esta época podemos apreciar tres espléndidos dibujos que muestran claramente la labor de la gente de estas tierras, fueron realizados en la estancia y los modelos tres jóvenes peones "Chico con rebenque" (imagen izquierda), "Paisanito tomando mate", y "El esquilador".
El retrato a lápiz y carboncillo de su amigo y maestro de polo C. F. Belcher, y el óleo de su hijo vestido de gaucho junto a su hermoso caballo blanco, fueron las dos últimas obras que realizó el artista antes de su prematura desaparición.
A finales de 1941 su salud empezó a menguar y el día de fin de año lo trasladaron a Buenos Aires, en el Hospital Español le diagnosticaron cáncer de pulmón y a pesar de que cada vez le costaba más respirar seguía manteniendo su buen humor, que lo había caracterizado durante toda su vida y se aprecia en su obra.
Así a los 58 años de edad, el 8 de enero de 1942, fallecía el gran artista español ANTONIO ORTIZ ECHAGÜE.
Antonio Ortiz Echagüe: pinturas de su etapa Española
Las obras que a continuación se muestran son algunos de los excelentes trabajos del pintor, muchos de los cuales se pueden apreciar en el museo Atelier, que la familia de Antonio Ortíz Echagüe conserva en la estancia Turística La Holanda.


Título: La sra. Van Eeghen con su nieta
Madrid, 1927. Oleo/lienzo. 245x250 cm.
Colección herederos del pintor.
Pintado en el estudio del artista en la Quinta de la Fuente del
Berro de Madrid propiedad de sus suegros sr. y sra. Van Eeghen
(casada ésta última en segundas nupcias). Es un gran retrato de
la sra. Van Eeghen y su nieta Carmen, hija del artista.



Antonio Ortiz Echagüe: pinturas de su etapa Holandesa
Las obras que a continuación se muestran, son algunos de los excelentes trabajos del pintor, muchas de las cuales se pueden apreciar en el museo Atelier, que la familia de Antonio Ortíz Echagüe conserva en la estancia Turística La Holanda.

Título: La casa amarilla


Holanda, 1920. Oleo/lienzo. 239x149 cm.
Colección herederos del pintor. Argentina.
Pintado en Arnemuiden, provincia de Zeelandia. Se representan
dos espacios del interior de la casa amarilla. Es una escena
galante convertida en cuadro de género al aderezarla con toques
tan domésticos como el cuidado de la vajilla o la jaula del
pájaro.


Antonio Ortiz Echagüe: pinturas de su etapa Marroquí
Las obras que a continuación se muestran, son algunos de los excelentes trabajos del pintor, muchas de las cuales se pueden apreciar en el museo Atelier, que la familia de Antonio Ortíz Echagüe conserva en la estancia Turística La Holanda.

Título: El mendigo ciego
Fez, 1930. Oleo/lienzo. 220x170cm.
Colección herederos del pintor.
Primer cuadro del artista realizado en Marruecos. Se trata de un
mendigo ciego al que le habían sacado los ojos en castigo por
algún delito, acompañado por su Lazarillo.